Fernando Díaz

Fernando Díaz

Atleta amateur con marcas personales de 37’38’’ en 10 kilómetros, 1:21’07’’ en media maratón y 3:10’38’’ en maratón.

EL RETO DEL MARATÓN

Siempre me ha gustado correr, unas veces con más frecuencia y otras con menos. Un popular más de los que todos los 31 de diciembre se ponía la sudadera para cerrar el año corriendo juntos con amigos la tradicional San Silvestre. Igual estaba un mes saliendo 3 o 4 días a la semana como que me tiraba 4 meses sin moverme del sofá. Mis entrenamientos se limitaban a trotar durante 40 o 45 minutos y para casa.

Ya en el 2002 disputé mi primera media maratón en la localidad de Talavera, yéndome a un tiempo por encima de las 2 horas y llegando a meta “destrozado”. Tras ella, muchas han sido las carreras populares, pruebas de 10 kilómetros y medias maratones que he disputado, con ritmos rara vez por debajo de 5 minutos por km, pero disfrutando como el que más.

Tras unos años muy volcado en el trabajo en los que había dejado totalmente aparcado el “running” y había cogido algo de peso, decido preparar una carrera “en serio” lo que me ayudaría física y psicológicamente. Tras finalizar un año más la San Silvestre de Talavera de la Reina en 2010 contacto con 26millas con la intención de preparar una media maratón. Quería una carrera llana, cómoda y a ser posible internacional. La elegida fue la media maratón de Lisboa, en la que a pesar de no acabar tan bien como esperaba, acabé con un tiempo de 1:28’04’’ con poco más de tres meses de preparación.

Este fue el inicio “del primer día del resto de mi vida”. Tras la media de Lisboa se sucedieron carreras durante la primavera y verano de 2011, mejorando sensaciones y disfrutando cada vez más del entrenamiento. La “papela” recibida por 26millas cada vez era más dura, pero a la vez variada y divertida, notando progresivamente la mejora en mi rendimiento.

A finales de verano, tras una reunión técnica con 26millas, le expreso mi intención de debutar en maratón. Tras duros entrenamientos en un invierno muy frío el 27 de noviembre concluyo la que es hasta ahora mi única maratón con una marca de 3:10’38’’, lejos de las expectativas, pero que ahí queda y, como suele decirse, “la maratón pone a cada uno en su sitio”.

Sobre 26millas destacar su ilusión que transmite por este deporte. Valoro de forma muy positiva el trato personal que proporciona en la planificación de los entrenamientos, trato equitativo a todos sus atletas, así como la adecuación de los entrenamientos a la vida laboral y personal.

Por motivos de trabajo viajo en algunos casos a países donde es difícil entrenar en la calle, pero 26millas siempre ha sabido sacar partido a los entrenamientos en gimnasio para estos casos excepcionales. Del mismo modo, los entrenamientos programados han sido adaptados a posibles cambios del día a día, tal es el caso de descansos en días no programados o modificaciones en sesiones de entrenamiento por unos u otros motivos.

Aprovecho para agradecer a 26millas por todo lo que me ha apoyado, por convertirme en atleta y por enseñarme a disfrutar de este deporte.